jueves, 8 de mayo de 2014

Disertación

DISERTACIÓN
Tipos de disertación oral.
Una disertación oral consiste en hablar ante un auditorio de un tema que se conoce o se ha preparado previamente. Tipos:
Alocución exposición breve de forma espontánea
Charla explica un tema de interés
Conferencia más elaborada que la charla, con temas de carácter científico, político o cultural. Suele ser espontánea y oral.
Discurso tiene como finalidad convencer de algo mediante la palabra, tiene varias modalidades como el mitin el sermón y la arenga.
La tertulia.
Una tertulia es un diálogo entre varias personas, es una especie de coloquio regular
(se organiza de tiempo en tiempo) que suele tener lugar en el seno de un grupo poco numeroso en el que todos exponen sus puntos de vista sobre el tema del que trata la tertulia, suele haber un moderador pero no es imprescindible.
La mesa redonda.
Es una técnica de comunicación en la que varios especialistas aportan puntos de vista divergentes o contrapuestos sobre un mismo tema. Tiene unas condiciones:
Se fija un tiempo por cada participante.
Existe un moderador que la coordina.
Solo al final hay participación del auditorio.
Funciones del moderador:
Presentar a los participantes
Otorgar el turno de palabra
Extraer conclusiones finales.
La conferencia.
Es una forma de comunicación oral que tiene rasgos comunes con la exposición pero emplea recursos de los argumentos, recurre a demostraciones y extrae conclusiones.
Características:
Es un a forma de comunicación oral
Hay un solo emisor, especialista en la materia que trata
El mensaje se transmite en un tiempo fijado
Existen múltiples receptores pero no intercambio de mensajes
La posibilidad de preguntas finales da paso al coloquio.
La disertación consiste en una exposición oral individual en la que se desarrolla un tema con la intención de analizar a fondo uno de sus aspectos, exponer un punto de vista e invitar a nuevas reflexiones. Es un proceso intenso de comunicación, dado que, al igual que los discursos oratorios y las exposiciones de clase, existe un solo emisor que guía el proceso y que, de manera simultánea, realiza dos grupos de acciones físicas y mentales:
  • a) Las acciones que implica el desarrollo y expresar un orden de ideas coherente, cuidando de todas las condiciones en las que se produce el mensaje: manejo de la voz, expresión corporal y apoyos visuales.
  • b) Las acciones que implica atender a los receptores y estar al tanto de su adecuado vínculo y compresión del tema.
Las características de una disertación deben ser:
  1. Expone de manera congruente una perspectiva sobre un tema de interés para los receptores.
  2. Sustenta la exposición mediante una estructura lógico-argumentativa de ideas.
  3. Tiene un tono más natural que el discurso, no debe leerse sino presentarse con una estructura fluida, comentada.
  4. Puede plantear interrogantes y reflexiones, más que respuestas y soluciones. ¿Qué aporta una disertación?
Consiste básicamente en un ejercicio de razonamiento, en el cual se involucra a los receptores en una reflexión de un tema que es considerado relevante. Se espera de una disertación que le abra al espectador nuevas perspectivas sobre el tema y le despierte curiosidad sobre cierto(s) aspecto(s) del mismo, más que ofrecerle datos o conclusiones de manera concreta. Pude decirse que se trata más de un texto reflexivo que informativo.
Para ello, la disertación cuenta con una estructura básica que consta de:

  • Entrada. Se trata de la puesta en común del emisor con los receptores y el tema, debe captar la atención, despertar curiosidad y empatía.
  • Exposición. Se trata de presentar a la audiencia la perspectiva o enfoque de la reflexión que se hará sobre el tema.
  • Desarrollo. Se elabora una secuencia lógica de ideas y ejemplos que permite ir guiando a la audiencia hacia nuestra línea de reflexión. Se recomienda en esta parte dirigirse a la audiencia en segunda persona, así como plantearles preguntas.

ACTIVIDADES
1. Elabora una paráfrasis de la disertación.
2. Escribe un discurso para tú mamá.

jueves, 27 de marzo de 2014

TEXTOS LITERARIOS Y LA DISERTACIÓN

TEXTOS LITERARIOS
Por Julieta Alvin
Como toda ciencia, arte o técnica, la literatura maneja una serie de términos privados a los cuales les da significado especial.
    Para leer a cabalidad una obra literaria se requiere analizarla, lo cual significa penetrar en su universo y desmenuzarla cuidadosamente a fin de reconocer los diversos aspectos que la conforman. Este trabajo complejo permite evaluarla demostrando sus calidades.
    Cuando examinamos una obra literaria ponemos especial atención en:
  El argumento y el tema
  La originalidad de presentación
  La claridad de exposición
  La habilidad del autor para sorprender nuestras expectativas
 La importancia que la obra tiene dentro de la historia literaria de la humanidad

  Al finalizar el desmembramiento de la obra, conoceremos cuáles fueron los recursos usados, qué intención abrigó el autor al redactarla, cuáles eran sus preferencias y habilidades para la elaboración estructural del universo interno del texto literario. En este momento el lector puede interpretar el anhelo del artista y proceder a juzgar si consiguió plasmar a través del arte verbal su objetivo.
Argumento
Desde la época clásica se considera que una narración literaria debe contar con ciertos componentes indispensables. Estos componentes son personajes, universo interno, estructura, forma, estilo. Para ubicar cada uno de estos componentes, el camino más fácil consiste en redactar de manera sintética el argumento, es decir, el contenido de la obra.
    Cuando un lector cuenta lo ocurrido en una obra (es decir, lo que pasó en la obra), ya sea relato, teatro y aun, poesía, inconscientemente incorpora cada uno de los componentes antes mencionados. Por ejemplo, el argumento de Pedro Páramo, la novela del mexicano Juan Rulfo, podría escribirse así:
El joven Juan, hijo de Dolores Preciado y Pedro Páramo, regresó a Comala porque prometió a su madre agonizante que iría a cobrarle a su padre el abandono en que los tuvo por más de veinte años.

    Pedro Páramo fue cacique de Comala; cuando Juan llegó, ya había muerto y con él, el pueblo. Sucedió que Pedro, desde niño, amaba a Susana San Juan y sólo pudo desposarla cuando ella había enloquecido por la pérdida de Florencio, su marido. El poderoso cacique se entregó al cuidado de la enferma. Cuando ella murió, los comaleños olvidaron el dolor de su amo y festejaron al santo patrón. Pedro juró vengarse y dejó que el pueblo se hundiera en las epidemias y el hambre. Por eso Juan sólo encontró un lugar en ruinas habitado por fantasmas quienes, desde sus tumbas, reviven sus amores, sus rencores y sus crímenes. Espantado por los murmullos del pueblo, Juan sucumbió al terror y se convirtió en otro fantasma.
De inmediato es posible reconocer algunos de los componentes enunciados:
 
  El ambiente espectral de Comala
  Los sentimientos de Pedro, Juan, Dolores, Susana, personajes de este universo interno irreal

Otros componentes se descubrirán al leer la obra completa; sin embargo, el argumento ha mostrado lo esencial de este relato literario.
Personajes
En el desarrollo de una obra, los personajes se distinguen por la importancia de sus actuaciones. Los que mayor gravitación tengan serán protagonistas y antagonistas. Si su fuerza de acción disminuye pasarán a ser principales, secundarios, de marco, colectivos y de ausencia.
    El autor, según sus necesidades, trazará la figura de cada personaje. Habrá ocasiones en las que consiga perfilar un personaje secundario con tanta habilidad que éste se vuelva imprescindible y quede en la memoria del lector con mayor fuerza que el protagonista. Por ejemplo en la novela El astillero, del uruguayo Juan Carlos Onetti, el protagonista, Larsen, el "junta cadáveres", es un aventurero cínico y fanfarrón, con poses de galán cinematográfico que logra enamorar a Angélica Inés, hija de Jeremías Petrus, dueño del astillero. Cuando el viejo Petrus, personaje secundario, es denunciado por estafa y la fábrica va a la quiebra, Larsen descubre cómo su suegro aceptó la boda para responsabilizarlo del robo; así, queda recordado por su perfidia.
    Los escritores otorgan al protagonista y al antagonista toda la fuerza; de ellos dependen tanto la historia como el carácter de los demás personajes. Inclusive, del talento del protagonista arranca el clima emocional de la historia.
    En la novela Los memoriales de mamá Blanca, de la venezolana Teresa de la Parra, la autora evoca su infancia transcurrida en la hacienda familiar "El Tazón", lugar donde ella y sus cinco hermanitas disfrutan la libertad de jugar en los campos, bañarse en los ríos y cabalgar al cuidado de sus criadas y de la institutriz. Los peones, limpios de corazón, acompañan el paraíso infantil. La protagonista, espontánea, tierna y humorista determina el ambiente jovial; los demás personajes comparten el ánimo campestre.
    En los relatos clásicos el "héroe" --casi siempre protagonista-- y el "antihéroe" --o antagonista-- tienen toda la importancia. El ecuatoriano Juan León Mera publicó Cumandá, un drama entre salvajes. La obra se inspiró en la tradición. El
 
Comentario de texto literario
Comentario de texto literario, valoración de un texto para comprobar, por medio de diversas técnicas, su carácter literario.
Comentar un texto no es glosar su contenido. Sólo si se abarca su totalidad, y cada una de sus ideas se relaciona con las demás, el texto tiene sentido, y se percibe la función de todas las palabras. El lector espera reconocer en el texto unos rasgos que responden al género en que se inscribe. Los límites del texto, que marcan estrofas y rasgos de los diferentes géneros, encuadran su diseño interior. Para que el texto alcance todo su sentido, hay que conocer los instrumentos manejados por el escritor, las figuras retóricas, las referencias culturales. Sólo así se puede vincular la obra al contexto literario.
El lector recibe del autor un mensaje, cuyo fin es este mensaje como forma; percibe en sus interrelaciones, la actitud, el tema, la estructura y el mensaje del texto, y concibe su esencia simbólica, su función histórica y su valor poético.
Procedimiento de análisis literario
Cada texto exige una técnica de análisis que ponga de relieve sus rasgos más significativos, por lo que es necesario, en primer lugar, situar el texto en su marco histórico-literario. El modo de actuar varía según se trate de una obra completa, de un texto completo o de un fragmento, e igualmente si se conoce el nombre del autor, el título y la fecha de la obra. Si se sabe el nombre del autor, se utilizan los medios de consulta necesarios para situar la obra en la etapa del autor a la que ésta pertenezca. Si todos los datos aparecen en el texto, no hay mayor problema que la consulta en un manual de Literatura con el fin de obtener una mayor información sobre el autor, obra, fecha, periodo, características generales de la época y movimiento al que pertenece el texto, relación con otros movimientos artísticos y culturales del momento, características del autor, característica de la obra o fragmento, objeto del análisis.
Características literarias.
Para analizar las características literarias de un texto hay que determinar:
Género literario y forma de expresión: Identificación del género y subgéneros, señalando su originalidad y características del autor; la forma de expresión (narración, diálogo, descripción...) y, por último, si se trata de un texto en prosa o verso con sus características.
Análisis del contenido (relación del autor con la obra): Actitud ante la realidad (externa/interna); postura del autor (objetiva/subjetiva, irónica, crítica...); punto de vista (estilo directo/indirecto, utilización de primera, segunda o tercera persona) e implicación del autor en el texto.
Argumento y tono: Tipo de argumento y esquema argumental. Hay que observar las características (descriptivo, narrativo, digresivo) y el tono (optimista, pesimista...).
Estructura del contenido: Estructura del texto (núcleos y subnúcleos estructurales, sus relaciones y características) y modelos estructurales (analizante, sintetizante, paralela, atributiva...).
Tema e idea central. Precisar el tema: Características y cualidades.
Análisis de forma
Es el momento culminante del análisis, cuando afloran los niveles literarios utilizados por el autor; para eso hay que analizar todos los recursos del lenguaje literario y su función poética.
En el análisis formal, se debe analizar los diferentes planos: Plano fonético-fónico, peculiaridades: figuras retóricas basadas en el sonido (onomatopeyas, aliteración, paronomasia, asonancia, aféresis).
Acento y entonación. Ritmo de la prosa (ritmo lingüístico, de pensamiento, de intensidad, cuantitativo, silábico, tonal...). Análisis métrico del texto en verso (véase Versificación). Medida (cómputo silábico). El acento: tipo de versos (octosílabo, endecasílabo...). Rima (total o parcial). Tipos de estrofas (cuarteto, serventesio, quinteto, octava real, soneto...). Poema (romance, silva, letrilla...).
Planos morfológico y sintáctico. Interpretación de las diferentes posibilidades expresivas que ofrece el texto en relación con el contenido. Análisis de las categorías gramaticales y sus conexiones. Comentario de texto lingüístico. Análisis y estructura del texto (simetrías, paralelismo, diálogo, descripción). Figuras retóricas: por adición de palabras (paráfrasis, pleonasmo, sinonimia...); por omisión de palabras (elipsis, asíndeton); por repetición de palabras (anáfora, reduplicación, concatenación, polisíndeton); por analogía (derivación, dilogía, calambur, hipérbaton).
Plano semántico, determinar las peculiaridades del texto que se comenta, relacionándolo con el contenido; características del léxico, elementos emotivos y afectivos. El significado de las palabras en el texto. La connotación, como característica del lenguaje literario (polisemia, antonimia, homonimia...). Los cambios semánticos: tropos (sinécdoque, metonimia, metáfora, alegoría, símbolo...). Figuras retóricas (prosografía, retrato, enumeración, hipérbole, prosopopeya, apóstrofe, paradoja...) y, finalmente, valoración del texto, reconocer el sentido histórico-social y apreciar el valor poético del texto como realización de un artista en un género.
Juan Rulfo
(México, 1918-1986)

La cuesta de las comadres
Originalmente publicado en la revista América
Nº 55, febrero, 1948
(El llano en llamas, 1953)
Los difuntos Torricos siempre fueron buenos amigos míos. Tal vez en Zapotlán no los quisieran pero, lo que es de mí, siempre fueron buenos amigos, hasta tantito antes de morirse. Ahora eso de que no los quisieran en Zapotlán no tenía ninguna importancia, porque tampoco a mí me querían allí, y tengo entendido que a nadie de los que vivíamos en la Cuesta de las Comadres nos pudieron ver con buenos ojos los de Zapotlán. Esto era desde viejos tiempos

 Por otra parte, en la Cuesta de las Comadres, los Torricos no la llevaban bien con todo mundo. Seguido había desavenencias. Y si no es mucho decir, ellos eran allí los dueños de la tierra y de las casas que estaban encima de la tierra, con todo y que, cuando el reparto, la mayor parte de la Cuesta de las Comadres nos había tocado por igual a los sesenta que allí vivíamos, y a ellos, a los Torricos, nada más un pedazo de monte, con una mezcalera nada más, pero donde estaban desperdigadas casi todas las casas. A pesar de eso, la Cuesta de las Comadres era de los Torricos. El coamil que yo trabajaba era también de ellos: de Odilón y Remigio Torrico, y la docena y media de lomas verdes que se veían allá abajo eran juntamente de ellos. No había por qué averiguar nada. Todo mundo sabía que así era.

Sin embargo, de aquellos días a esta parte, la Cuesta de las Comadres se había ido deshabitando. De tiempo en tiempo, alguien se iba; atravesaba el guardaganado donde está el palo alto, y desaparecía entre los encinos y no volvía a aparecer ya nunca. Se iban, eso era todo.

 Y yo también hubiera ido de buena gana a asomarme a ver qué había tan atrás del monte que no dejaba volver a nadie; pero me gustaba el terrenito de la Cuesta, y además era buen amigo de los Torricos.

 El coamil donde yo sembraba todos los años un tantito de maíz para tener elotes, y otro tantito de frijol, quedaba por el lado de arriba, allí donde la ladera baja hasta esa barranca que le dicen Cabeza del Toro.

 Seguro eso pasó
 El lugar no era feo; pero la tierra se hacía pegajosa desde que comenzaba a llover, y luego había un desparramadero de piedras duras y filosas como troncones que parecían crecer con el tiempo. Sin embargo, el maíz se pegaba bien y los elotes que allí se daban eran muy dulces. Los Torricos, que para todo lo que se comían necesitaban la sal de tequesquite, para mis elotes no, nunca buscaron ni hablaron de echarle tequesquite a mis elotes, que eran de los que se daban en Cabeza del Toro.

 Y con todo y eso, y con todo y que las lomas verdes de allá abajo eran mejores, la gente se fue acabando. No se iban para el lado de Zapotlán, sino por este otro rumbo, por donde llega a cada rato es viento lleno del olor de los encinos y del ruido del monte. Se iban callados la boca, sin decir nada ni pelearse con nadie. Es seguro que les sobraban ganas de pelearse con los Torricos para desquitarse de todo el mal que les habían hecho; pero no tuvieron ánimos

 La cosa es que todavía después de que murieron los Torricos nadie volvió más por aquí. Yo estuve esperando. Pero nadie regresó. Primero les cuidé sus casas; remendé los techos y les puse ramas a los agujeros de sus paredes; pero viendo que tardaban en regresar, las dejé por la paz. Los únicos que no dejaron nunca de venir fueron los aguaceros de mediados de año, y esos ventarrones que soplan en febrero y que le vuelan a uno la cobija a cada rato. De vez en cuando, también, venían los cuervos; volando muy bajito y graznando fuerte como si creyeran estar en algún lugar deshabitado. 

 Así siguieron las cosas todavía después de que se murieron los Torricos. Antes, desde aquí, sentado donde ahora estoy, se veía claramente Zapotlán. En cualquier hora del día y de la noche podía verse la manchita blanca de Zapotlán allá lejos. Pero ahora las jarillas han crecido muy tupido y, por más que el aire las mueve de un lado para otro, no dejan ver nada de nada.

 Me acuerdo de antes, cuando los Torricos venían a sentarse aquí también y se estaban acuclillados horas y horas hasta el oscurecer, mirando para allá sin cansarse, como si el lugar este les sacudiera sus pensamientos o el mitote de ir a pasearse a Zapotlán. Sólo después supe que no pensaban en eso. Únicamente se ponían a ver el camino: aquel ancho callejón arenoso que se podía seguir con la mirada desde el comienzo hasta que se perdía entre los del cerro de la Media Luna.
Yo nunca conocí a nadie que tuviera un alcance de vista como el de Remigio Torrico. Era tuerto. Pero el ojo negro y medio cerrado que le quedaba parecía acercar tanto las cosas , que casi las traía junto a sus manos. Y de allí a saber
que bultos se movían por el camino no había ninguna diferencia. Así, cuando su ojo se sentía a gusto teniendo en quien recargar la mirada, los dos se levantaban de su divisadero y desaparecían de la Cuesta de las Comadres por algún tiempo

 Eran los días en que todo se ponía de otro modo aquí entre nosotros. La gente sacaba de las cuevas del monte sus animalitos y los traía a amarrar en sus corrales. Entonces se sabía que había borregos y guajolotes. Y era fácil ver cuántos montones de maíz y de calabazas amarillas amanecían asoleándose en los patios. El viento que atravesaba los cerros era más frío que otras veces; pero, no se sabía por que, todos allí decían que hacía muy buen tiempo. Y uno oía en la madrugada que cantaban los gallos como en cualquier lugar tranquilo, y aquello parecía como si siempre hubiera habido paz en la Cuesta de las Comadres.
 Luego volvían los Torricos. Avisaban que venían desde antes que llegaran, porque sus perros salían a la carrera y no paraban de ladrar hasta encontrarlos. Y nada más por los ladridos todos calculaban la distancia y el rumbo por donde irían a llegar. Entonces la gente se apuraba a esconder otra vez sus cosas. Siempre fue así el miedo que traían los difuntos Torricos cada vez que regresaban a la Cuesta de las Comadres

 Pero yo nunca llegué a tenerles miedo. Era buen amigo de los dos y a veces hubiera querido ser un poco menos viejo para meterme en los trabajos en que ellos andaban. Sin embargo, ya no servía yo para mucho. Me di cuenta aquella noche en que les ayudé a robar a un arriero. Entonces me di cuenta de que me faltaba algo. Como que la vida que yo tenía estaba ya muy desperdiciada y no aguantaba más estirones. De eso me di cuenta.

 Fue como a mediados de las aguas cuando los Torricos me convidaron para que les ayudara a traer unos tercios de azúcar. Yo iba un poco asustado. Primero, porque estaba cayendo una tormenta de esas en que el agua parece escarbarle a uno por debajo de los pies. Después, porque no sabía adónde iba. De cualquier modo, allí vi yo la señal de que no estaba hecho ya para andar en andanzas.

 Los Torricos me dijeron que no estaba lejos el lugar adonde íbamos. “En cosa de un cuarto de hora estamos allá”, me dijeron. Pero cuando alcanzamos el camino de la Media Luna comenzó a oscurecer y cuando llegamos a donde estaba el arriero era ya alta la noche.

 El arriero no se paró a ver quién venía. Seguramente estaba esperando a los Torricos y por eso no le llamó la atención vernos llegar. Eso pensé. Pero todo el rato que trajinamos de aquí para allá con los tercios de azúcar, el arriero se estuvo quieto, agazapado entre el zacatal. Entonces le dije eso a los Torricos. Les dije:
 —Ese que está allí tirado parece estar muerto o algo por el estilo.
 —No, nada más ha de estar dormido —me dijeron ellos—. Lo dejamos aquí cuidando, pero se ha de haber cansado de esperar y se durmió.

 Yo fui y le di una patada en las costillas para que despertara; pero el hombre siguió igual de tirante.

 —Está bien muerto —les volví a decir.

 —No, no te creas, nomás está tantito atarantado porque Odilón le dio con un leño en la cabeza, pero después se levantará. Ya verás que en cuanto salga el sol y sienta el calorcito, se levantará muy aprisa y se irá en seguida para su casa. ¡Agárrate ese tercio de allí y vámonos! —fue todo lo que me dijeron.

 Ya por último le di una última patada al muertito y sonó igual que si se la hubiera dado a un tronco seco. Luego me  eché la carga al hombro y me vine por delante. Los Torricos me venían siguiendo.

 Los oí que cantaban durante largo rato, hasta que amaneció. Cuando amaneció dejé de oírlos. Ese aire que sopla tantito antes de la madrugada se llevó los gritos de su canción y ya no pude saber si me seguían, hasta que oí pasar por todos lados los ladridos encarrerados de sus perros.

 De ese modo fue como supe qué cosas iban a espiar todas las tardes los Torricos, sentados junto a mi casa de la Cuesta de las Comadres.

 A Remigio Torrico yo lo maté.

 Ya para entonces quedaba poca gente entre los ranchos. Primero se habían ido de uno en uno, pero los últimos casi se fueron en manada. Ganaron y se fueron, aprovechando la llegada de las heladas. En años pasados llegaron las heladas y acabaron con las siembras en una sola noche. Y este año también. Por eso se fueron. Creyeron seguramente que el año siguiente sería lo mismo y parece que ya no se sintieron con ganas de seguir soportando las calamidades del tiempo todos los años y la calamidad de los Torricos todo el tiempo.

 Así que, cuando yo maté a Remigio Torrico, ya estaban bien vacías de gente la Cuesta de las Comadres y las lomas de los alrededores.

 Esto sucedió como en octubre. Me acuerdo que había una luna muy grande y muy llena de luz, porque yo me senté afuerita de mi casa a remendar un costal todo agujerado, aprovechando la buena luz de la luna, cuando llegó el Torrico.

 Ha de haber andado borracho. Se me puso enfrente y se bamboleaba de un lado para otro, tapándome y destapándome la luz que yo necesitaba de la luna.

 —Ir ladereando no es bueno —me dijo después de mucho rato—. A mí me gustan las cosas derechas, y si a ti no te gustan, ahí te lo haiga, porque yo he venido aquí a  enderezarlas.

 Yo seguí remendando mi costal. Tenía puestos todos mis ojos en coserle los agujeros, y la aguja de arria trabajaba muy bien cuando la alumbraba la luz de la luna. Seguro por eso creyó que yo no me preocupaba de lo que decía:

 —A ti te estoy hablando —me gritó, ahora sí ya corajudo—. Bien sabes a lo que he venido.

 Me espanté un poco cuando se me acercó y me gritó aquello casi a boca de jarro". Sin embargo, traté de verle la cara para saber de qué tamaño era su coraje y me le quedé mirando, como preguntándole a qué había venido.

 Eso sirvió. Ya más calmado se soltó diciendo que a la gente como yo había que agarrarla desprevenida.
 —Se me seca la boca al estarte hablando después de lo que hiciste —me dijo—; pero era tan amigo mío mi hermano como tú y sólo por eso vine a verte, a ver cómo sacas en claro lo de la muerte de Odilón.

 Yo lo oía ya muy bien. Dejé a un lado el costal y me quedé oyéndolo sin hacer otra cosa.

 Supe cómo me echaba a mí la culpa de haber matado a su hermano. Pero no había sido yo. Me acordaba quién había sido, y yo se lo hubiera dicho, aunque parecía que él no me dejaría lugar para platicarle cómo estaban las cosas.

 —Odilón y yo llegamos a pelearnos muchas veces —siguió diciéndome—. Era algo duro de entendeder y le gustaba encararse con todos, pero no pasaba de allí. Con unos cuantos golpes se calmaba. Y eso es lo que quiero saber: si te dijo algo, o te quiso quitar algo o qué fue lo que pasó. Pudo ser que te haya querido golpear y tú le madrugaste. Algo de eso ha de haber sucedido.

 Yo sacudí la cabeza para decirle que no, que yo no tenía nada que ver...
 —Oye —me atajó el Torrico—, Odilón llevaba ese día catorce pesos en la bolsa de la camisa. Cuando lo levanté, lo  esculqué y no encontré esos catorce pesos. Luego ayer supe que te habías comprado una frazada.

 Y eso era cierto. Yo me había comprado una frazada. Vi que se venían muy aprisa los fríos y el gabán que yo tenía estaba ya todito hecho garras, por eso fui a Zapotlán a conseguir una frazada. Pero para eso había vendido el par de chivos que tenía, y no fue con los catorce pesos de Odilón con lo que la compré. Él podía ver que si el costal se había llenado de agujeros se debió a que tuve que llevarme al chivito chiquito allí metido, porque todavía no podía caminar como yo quería.

 —Sábete de una vez por todas que pienso pagarme lo que le hicieron a Odilón, sea quien sea el que lo mató. Y yo sé quién fue —oí que me decía casi encima de mi cabeza.

 —De modo que fui yo? —le pregunté.

 —¿Y quién más? Odilón y yo éramos sinvergüenzas y lo que tú quieras, y no digo que no llegamos a matar a nadie; pero nunca lo hicimos por tan poco. Eso sí te lo digo a ti.

 La luna grande de octubre pegaba de lleno sobre el corral y mandaba hasta la pared de mi casa la sombra larga de Remigio. Lo vi que se movía en dirección de un tejocote y que agarraba el guango que yo siempre tenía recargado allí. Luego vi que regresaba con el guango en la mano.

 Pero al quitarse él de enfrente, la luz de la luna hizo brillar la aguja de arria, que yo había clavado en el costal. Y no sé por qué, pero de pronto comencé a tener una fe muy grande en aquella aguja. Por eso, al pasar Remigio Torrico por mi lado, desensarté la aguja y sin esperar otra cosa se la hundí a él cerquita del ombligo. Se la hundí hasta donde le cupo. Y allí la dejé.

 Luego luego se engarruñó como cuando da el cólico y comenzó a acalambrarse hasta doblarse poco a poco sobre las corvas y quedar sentado en el suelo, todo entelerido y con el susto asomándosele por    el ojo.

 Por un momento pareció como que se iba a enderezar para darme un machetazo con el guango; pero seguro se arrepintió o no supo ya qué hacer, soltó el guango y volvió a engarruñarse. Nada más eso hizo.
 Entonces vi que se le iba entristeciendo la mirada como si comenzara a sentirse enfermo. Hacía mucho que no me tocaba ver una mirada así de triste y me entró la lástima. Por eso aproveché para sacarle la aguja de arria del ombligo y metérsela más arribita, allí donde pensé que tendría el corazón. Y sí, allí lo tenía, porque nomás dio dos o tres respingos como un pollo descabezado y luego se quedó quieto.

 Ya debía haber estado muerto cuando le dije
 —Mira, Remigio, me has de dispensar, pero yo no maté a Odilón. Fueron los Alcaraces. Yo andaba por allí cuando él se murió, pero me acuerdo bien de que yo no lo maté. Fueron ellos, toda la familia entera de los Alcaraces. Se le dejaron ir encima, y cuando yo me di cuenta, Odilón estaba agonizando. Y sabes por qué? Comenzando porque Odilón no debía haber ido a Zapotlán. Eso tú lo sabes. Tarde o temprano tenía que pasarle algo en ese pueblo, donde había tantos que se acordaban mucho de él. Y tampoco los Alcaraces lo querían. Ni tú ni yo podemos saber qué fue a hacer él a meterse con ellos.

 «Fue cosa de un de repente. Yo acababa de comprar mi sarape y ya iba de salida cuando tu hermano le escupió un trago de mezcal en la cara a uno de los Alcaraces. El lo hizo por jugar. Se veía que lo había hecho por divertirse, porque los hizo reír a todos. Pero todos estaban borrachos. Odilón y los Alcaraces y todos. Y de pronto se le echaron encima. Sacaron sus cuchillos y se le apeñuscaron y lo aporrearon hasta no dejar de Odilón cosa que sirviera. De eso murió.

 »Como ves, no fui yo el que lo mató. Quisiera que te dieras cabal cuenta de que yo no me entrometí para nada.»

 Eso le dije al difunto Remigio.

 Ya la luna se había metido del otro lado de los encinos cuando yo regresé a la Cuesta de las Comadres con la canasta pizcadora vacía. Antes de volverla a guardar, le di unas cuantas zambullidas en el arroyo para que se le enjuagara la sangre. Yo la iba a necesitar muy seguido y no me hubiera gustado ver la sangre de Remigio a cada rato

 Me acuerdo que eso pasó allá por octubre, a la altura de las fiestas de Zapotlán. Y digo que me acuerdo que fue por esos días, porque en Zapotlán estaban quemando cohetes, mientras que por el rumbo donde tiré a Remigio se levantaba una gran parvada de zopilotes a cada tronido que daban los cohetes.

DISERTACIÓN

De: Manuel Salgado.

La disertación consiste en reflexionar o pensar concienzudamente sobre un tema cualquiera, con objeto de exponerlo ante un auditorio.

La conferencia o disertación es un medio de la expresión oral, cuyo objetivo es incrementar los conocimientos del auditorio sobre un tema determinado.

En la disertación se establece una comunicación: de un lado está la persona que habla, y del otro el público que escucha.

El conferenciante, al hablar de algún tema, tiene la oportunidad de ser brillante y cautivar al público con su manera de hablar.

La brillantez puede lograrla valiéndose de recursos diversos, como libros, discos, diapositivas, filmes, cintas magnetofónicas, etcétera.

La conferencia o disertación no debe exceder un hora de duración, salvo aquellos casos en que el tema tratado sea de mucha relevancia. Ahora bien, el disertante nunca debe olvidar las condiciones de la expresión oral.

Para que la disertación sea un éxito, el conferenciante, antes de comenzar, deberá tomar en cuenta las condiciones físicas del local, disposición del auditorio y el atuendo.

a)   Condiciones físicas del local.

El orador debe tomar como propia la responsabilidad de cerciorarse de que:

1.     La sala de conferencias sea lo suficientemente amplia.
2.     Se prepare una mesa especial para la prensa, si es que ha sido invitada.
3.     El aire y la luz sean suficientes.
4.     Los asientos sean suficientes para el grupo de personas que ha sido invitado.
5.     Haya un micrófono y una persona que se encargue de su funcionamiento.
6.     No haya teléfono para evitar distracciones.
7.     Haya agua y vasos para el conferenciante y miembros del presidium.
8.      

b)    Disposición del auditorio.

La colocación adecuada del público dentro de la sala de conferencias es de mucha importancia, pues de esta manera se evita que el hablante haga esfuerzos para ser escuchado por todos. El disertante debe procurar hablar de pie y no sentado, como una atención al público y, además, para que haya más libertad de movimiento.

 *******************************************************************************************

Actividades

1.- Realizar el análisis literario de la lectura "La cuesta de las comadres", de Juan Rulfo.
2.- Agregar el análisis, al blog. 
3.- Con respecto a la disertación, elabora un resumen y lo agregas al blog
4. Realiza el comentario del siguiente video   http://youtu.be/iiXS_OUFPTI




Análisis de textos informativos


ANÁLISIS DE TEXTOS INFORMATIVOS.

 ANALISIS DE TEXTOS INFORMATIVOS.
El análisis de los textos informativos nos permite realizar correctamente la interpretación del mensaje que llega hasta nosotros y nos da la oportunidad de lograr la plena comprensión y conocimiento del contexto que el autor, aun en otra época o lugar, nos transmite.
Además nos hace recrear mentalmente una serie de sucesos e imágenes interesantes desde nuestro propio punto de vista.
Los textos informativos nos ponen en contacto con acontecimientos o procedimientos que se realizan en algún lugar, en algún momento, por determinadas personas (o leyes naturales) y bajo determinadas circunstancias.
La lectura que se realizara en esta parte, es la de los diarios y revistas. La forma y los contenidos de esta clase de publicaciones no ofrecen dificultades, ya que, las formas de expresión, el vocabulario y los contenidos están presentados de una manera:
Sencilla,
Accesible y
Sin complicaciones
Propiamente el análisis de un texto informativo consiste en saber responder, basándonos en el texto mismo, las seis preguntas informativas fundamentales
¿QUIEN? Sujeto de la información.
¿QUE? El hecho, lo que ha sucedido.
¿COMO? Es decir, el método, la manera de producirse el hecho.
¿DONDE? El sitio, el lugar donde se produjo el acontecimiento.
¿CUANDO? Factor tiempo (año, día, hora, minuto) (la precisión de la fecha depende del hecho).
¿POR QUE? La causa, elemento fundamental que nos da la razón de lo que ha pasado.
Si la nota esta completa debe responder a las seis interrogantes anteriores no obstante se puede añadir alguna otra mas, según el caso; o bien en ocasiones no se localizan todas las interrogantes mencionadas.
No todas las noticias siguen el mismo ritmo. Las hay en que lo primor­dial es la causa; en otras, el tiempo; en aquella, el sujeto o protagonista: en esta, el lugar, etc.
EJEMPLO
El hecho (¿QUE?) : "Un terremoto de escasa duración fue advertido esta mañana en la torre de control..."
El tiempo (¿CUANDO?) : "A las once de la noche, tras seis horas de deliberaciones, termino el consejo de guerra..."
El modo (¿COMO?): "Vestido de chino, pretendió entrar en el palacio de..."
La causa (¿POR QUE?): "Un cigarrillo encendido y arrojado a un cubo de gasolina, origino el incendio en el..."
El sujeto (¿QUIEN?): "El famoso torero "Morenito de Huelva" resulto cogido levemente en una tienta..."
El lugar (¿DONDE?): “En un taxi, una mujer, dio ayer a luz un niño..."
La lectura de textos informativos se localiza en:
*Periódicos
*Folletos
*Publicaciones, etc.…
*Revistas
*Anuarios
Características del estilo periodístico
*Economiza adjetivos para dar agilidad y llaneza a la narración.
*Huye del lenguaje florido y perifrástico; podemos decir que va al grano.
-Es sintético, preciso, practico y claro. Por lo que resulta de fácil comprensión.
-Es creativo y personal. Es decir que permite que quien lo escribe se exprese libremente.
Clasificación según la intención que persiguen:
* INFORMATIVOS (informan):
·         Noticia
·         Reportaje
·         Entrevista
INTERPRETATIVO (interpreta y opina):
Articulo o Cometario :
Editorial
Columna
Critica ( en la sección cultural )
Ensayo
*De divulgación científica
*De divulgación cultural
. Articulo
*Costumbrista
*De humor
*Retrospectivo, etc.
*HIBRIDO (Mezcla informaciones con interpretaciones):
Crónica:
*De sucesos
*Deportiva
*Taurina
*Local
*Del corresponsal en el extranjero
*Del corresponsal en provincia
*De política
*De sociedad
*De viajes
NOTICIA
NOTICIA: Hechos o acontecimientos que al público le interesa conocer.
Son muchos los acontecimientos diarios y no todos revisten el mismo interés para el mismo número de lectores, noticia será la que tenga mayor atractivo para el mayor número de personas.
Toda información, para ser completa, debe responder con claridad a estas preguntas fundamentales: ¿Que?, ¿Cómo?, ¿Donde?, ¿Cuando?, ¿Por que?
Características de la noticia:
•Tener vigencia, esto es, lo que narra es actual.
•Referirse a hechos no publicados (inéditos).
•Tratar asuntos que interesan al público.
En  la síntesis de la noticia debe ser:
Veraz: Que el redactor diga sinceramente la verdad tal como el la ve.
• Objetiva: Los reporteros deben limitarse a exponer hechos y sucesos sin agregar nada de opiniones o puntos de vista.
• Precisa: Los hechos de cualquier historia deben corresponder a la realidad posible en los menores detalles.
ARTICULO
ARTICULO: Es un escrito en el que el articulista in­terpreta, valora o explica hechos o ideas de actualidad según sus convicciones ideológicas.
Los elementos del Artículo son:
•Nombre del personaje responsable.
•Técnica: orden en que se efectúa.
•Tema: asunto del artículo
• Comentario propio del autor.
El buen artículo es un comentario que interpreta hechos actuales con la finalidad de orientar al público.
La opinión del articulista es el eje, la esencia, lo fun­damental del artículo; el personaje que opina siempre aparece en primer plano ya que es reconocido por su prestigio político e ideológico.
Puede escribir sobre cualquier tema, siempre y cuando de una visión original del mismo; de igual manera, la técnica que usa no se somete al orden descendente ni ascendente; es libre.
El Artículo se clasifica en:
Articulo de colaboración
Artículo Editorial o de Fondo
ARTICULO DE COLABORACION:
Se caracteriza porque personas de re­conocido prestigio político e ideológico opinan sobre hechos de actualidad.
ARTICULO EDITORIAL 0 DE FONDO: Refleja el sentir político e ideológico de la empresa editora como órgano de opinión.
REPORTAJE
REPORTAJE: Genero periodístico que informa de un suceso que por su actualidad o importancia interesa a un gran publico y que le proporciona al lector en forma objetiva todos los datos y antecedentes del tema tratado.
La palabra Reportaje es una voz francesa de origen inglés y   adaptada al español.
Proviene del verbo latino reportare, que significa traer o llevar una noticia.
El reportaje es un "relato periodístico esencialmente informativo, libre en cuanto el tema, objetivo en cuanto al modo y redactado preferentemente en estilo directo, en el que se da cuenta de un hecho o suceso de interés actual o humano".
Dentro de las características del reportaje destaca el que sea un relato puramente informativo (serie de acontecimientos en torno a un mismo tema), pero sin el comentario que es característico de la crónica.
El reportaje es:
 Objetivo porque el reportero debe quedar siempre en segundo plano, lo que importa son los hechos que se narran.
• Directo en su estilo porque no hay margen para la interpretación del suceso narrado o del fenómeno descrito, como sucede en la crónica.
Además, el reportaje "lleva noticias y entrevistas; reúne en su desarrollo a todos los géneros periodísticos; constituye el examen de un tema en el que se proporcionan: antecedentes, comparaciones, derivaciones y consecuencias de tal manera que el asunto queda tratado con amplitud, en forma cabal".
El reportaje se clasifica en:
* Corriente o Estándar
* Profundo o Interpretativo, también llamado gran reportaje.
La diferencia entre uno y otro es muy sutil, ya que ambos (el corriente y el gran reportaje) siguen un orden descendente en cuanto a la importancia de los sucesos, es decir, se amplía una noticia; se empieza con el resumen de la misma y se sigue con los hechos según su orden de importancia.
El gran reportaje maneja con mayor detalle los distintos géneros periodísticos y proporciona antecedentes del tema, lo argumenta y ofrece conclusión es.
CONTENIDO DEL REPORTAJE
Resumen Relato Periodístico Sucesos
•Encabezado • Consecuencias •Sucesos
•Entrada *Previos
•Sumario *Actuales
CRONICA
CRÓNICA: Es la exposición de una serie de acontecimientos en sucesión cronológica; que está integrada por el relato de hechos noticiosos y por el comentario de los mismos.
Proviene del latín Crónica. Que a su vez proviene del griego Chronoc que significa tiempo.
"La crónica es una información interpretativa y valorativa de hechos noticiosos actuales o actualizados, donde se narra algo al propio tiempo que se juzga lo narrado".
El relato de hechos noticiosos se conforma por una serie de acontecimientos en torno a un mismo tema, estos hechos pueden ser actuales o tomados de acontecimientos pasados que siguen vigentes.
La Crónica se clasifica en:
CRÓNICA
CRONIQUILLA
COLUMNA
La Crónica: Tiene como tema o asunto la gran noticia o el gran suceso.
La Croniquilla: Trabaja lo minúsculo, lo cotidiano, lo que podría denominarse "crónica de la vida diaria".
Las crónicas pueden clasificarse según los temas de que traten:
• Deportivas
• Espectáculos
• Parlamentarias
• Artísticas
• Delictivas
• Literarias, etc.
CONTENIDO DE LA CRONICA
Resumenrelato periodístico,  comentarios sucesos
•Encabezado •Consecuencias •Sucesos
•Entrada previos
•Sumario *Insertar
COLUMNA
COLUMNA: Es un producto periodístico, fundamentalmente interpretativo, orientador, enjuíciativo, y valorativo.
La Columna es una sección especializada en campos de notable interés público.
Los elementos que la identifican a la Columna son:
• Periodicidad.
• Lugar y espacios fijos.
• Texto enmarcado.
• Titulo especifico.
• Firmada siempre por el mismo colaborador.
•Estilo uniforme.
ENTREVISTA
ENTREVISTA: Es un genero periodístico que hace entrar en contacto con individuos de quienes se desea obtener determinada información.
Se clasifica según la relevancia de dos aspectos fundamentales, el¿ qué? y el ¿quién?
Entrevista:
Informativa o de noticia
Retrato o de personaje
Entrevista Informativa o de noticia: Permite conocer la opiniones de un personaje de renombre sobre un suceso de actualidad. Esta entrevista responde a la pregunta ¿qué?
Entrevista-Retrato o de personaje: Es la que dice al lector quien es y cómo es determinada persona, y se auxilia de la descripción del individuo y el ambiente que lo rodea, así como de la narración de su conducta. Esta entrevista responde al ¿quién?
En toda entrevista de personaje se debe describir el ambiente y la persona que se entrevista, y se debe dominar la técnica del dialogo.
El ambiente es la descripción del lugar o lugares donde se desenvuelve el personaje (mobiliario, decoración, grupo social).
Antes de describir al personaje es necesario conocer detalles tales como: carácter, carrera profesional, vida privada, trabajo, aficiones, opiniones generales, y, en particular, políticas y religiosas.
Durante la entrevista se describe su fisonomía estática y dinámica: los rasgos de la cara (ojos, boca), y de las manos reflejan su personalidad.
El diálogo permite conocer las opiniones del entrevistado en forma directa, así como también percatarse de lo que calla, de la modulación que expresa al hablar, de los gestos que utiliza.
El entrevistador debe seleccionar lo mas significativo del dialogo.
La entrevista tiene formas afines como son:
•La encuesta
•Las ruedas de prensa.
La encuesta es una serie de preguntas y respuestas en que no va matizado el dialogo y no se describe el ambiente.
Las ruedas de prensa se caracterizan porque un personaje es entrevistado por un grupo de periodistas.
Es una entrevista masiva cuyo valor es únicamente informativo.
La entrevista puede realizarse confiando en la memoria cuando se tiene la suficiente experiencia, pero aun así es preferible tomar notas o valerse de una grabadora, pues interpretar las declaraciones del entrevistado altera la información.
Los valores del entrevistado podrán no reproducirse originalmente, traicionarse, y perder su autenticidad.
La duración de la entrevista puede depender de las circunstancias de entrevistado, estado de ánimo, estado físico, disposición, etc., aunque generalmente es breve, se puede prolongar.
CRITICA
CRITICA: Es una sección en donde se realiza una reseña valorativa de alguna obra humana en la cual se hace una labor de comentario o interpretación.
La palabra crítica proviene del griego Krineim que significa juzgar  algo. Las condiciones que debe reunir la crítica son de fondo y de forma.
- CONDICIONES DE FONDO DE LA CRÍTICA:
a) Debe ser justa.- Debe ejercerse con plena responsabilidad, con un criterio valorativo, siempre y nunca personalizada.
b) Deber ser analítica.- Se debe analizar valorando todos los elementos, hasta después de este análisis se sintetiza y se critica.
c) Debe ser madura.- El que critica debe tener madurez, experiencia en la materia, reflexionar seriamente y con serenidad, definir su sentido crítico.
• LAS CONDICIONES DE LA FORMA DE LA CRÍTICA: (se refieren al estilo)
a) Debe ser precisa, clara y ágil.
b) Debe ser informativa.- Los datos que se aportan en la en la crítica como información deben ser suficientes para poder fundamentarla.
TIPOS DE CRÍTICA:
- Político
- Social
- Literaria
- Teatral
- Cinematográfica
- De música
- De danza
- De artes plásticas, Etc.
**************************** 
Periódico
De Enciclopedia
En los albores del siglo XXI, cuando el universo de los medios informativos se halla inmerso en una vorágine de adelantos tecnológicos y nuevos formatos de comunicación, y a pesar de las indudables ventajas que ofrece al mundo la inmediatez informativa de la era digital, la prensa escrita sigue siendo la fuente de información preferida por el ciudadano. El ciudadano inteligente disfruta cada mañana con la sensación de tener entre sus manos toda la información que necesita para afrontar el día con tranquilidad, y sólo el tradicional periódico, y a un módico precio asequible para todos los bolsillos, permite disfrutar de tan maravillosa sensación de bienestar.

Concepto

El periódico es una publicación de periodicidad constante (de ahí su nombre), generalmente diaria, con el propósito fundamental de informar objetivamente a la ciudadanía de los acontecimientos más importantes sucedidos recientemente. En resumidas cuentas, el periódico es lo que queda en nuestras manos de los múltiples folletos publicitarios, suplementos varios, fascículos coleccionables.
Es un sistema muy poco importante de comunicación, extremadamente avanzado, actualmente sustituido por el Internet. En muchos otros países de habla hispana.
Se divide en secciones, deportes y espectáculos, por mencionar algunas de las secciones que se desarrollarán con profundidad más adelante. Por lo pronto, digamos que dependiendo de la sección, las noticias las encontraras escritas, o en su defecto encontrarás fotografías.
Clases de Periódicos
Generalmente, podemos dividir periódicos en dos grupos: los periódicos deportivos y los periódicos de los otros. Entre estos últimos también hay varios tipos. Profundicemos en la cuestión.
Prensa de Información General
Todo lo que Ud. necesita saber, en un formato cómodo y práctico económicamente inofensivo.
Prensa económica
En la sesión financiera encontramos las tendencias bursátiles del mercado convierten a estas publicaciones en terreno para lectores  especializados, por lo que suelen incluirse como suplementos en publicaciones de mayor alcance en cuanto a público objetivo.
Prensa deportiva


La característica más importante de un buen periódico es la imparcialidad.
Su periódico favorito. De las últimas y apasionantes novedades sobre el equipo de fútbol de sus amores, como las vicisitudes ocurridas durante los últimos entrenamientos a puerta cerrada, En algunas ocasiones, se reservan las últimas tres páginas para el resto de los Deportes del planeta, como la Pelea en el barro.. Los  análisis en profundidad y los agudos e ilustrados comentarios de los redactores especializados convierten su lectura en un apasionante ejercicio.
Prensa Sensacionalista
Esencialmente igual que la prensa deportiva, aunque mostrando más atención por las actividades profesionales de sus protagonistas.
Secciones Principales
§  Primera plana: Es lo primero que ves al comprarlo, en este normalmente se encuentran fotografías de un hombre baleado, un auto hecho trizas.
§  Portada: La parte más importante del periódico. Un buen titular puede marcar la diferencia entre adquirir ávidamente el ejemplar o decantarse. Por ese motivo, la realidad puede ser uno de los mayores obstáculos para la buena marcha económica de un periódico. Afortunadamente, los redactores saben sortear hábilmente la contrariedad con altas dosis de creatividad literaria y tipografías de tamaños diferentes..
§  OpiniónEl columnistas que escriben para  las masas con sus observaciones de la realidad cotidiana. Todo periódico que se precie debe contar con varios de estos periodistas, además los lectores pueden mostrar su indignación/admiración hacia el  polémico artículo publicado.
§  Nacional: Los divertidos comentarios de nuestros políticos en el congreso o en el "Gobierno, en función del tinte político del rotativo a analizar. (En algunas ocasiones, esas son, literalmente, las expresiones utilizadas).
Clasificados: Empleos: cuando "buscas trabajo" y; Ventas: coches usados, casas usadas, y todo lo que esté usado
InternacionalNoticias que les interesen a la población, Suelen referirse a cataclismos, inundaciones, atentados terroristas o política exterior.
 Economía: Porque habla de la situación económica del país o del mundo, el nivel adquisitivo del país,
Sucesos: en la que aparecen los detenidos de la jornada, asesinos, secuestradores, violadores, secuestradores que violan y después asesinan. Y lo que confisca la policía
Deportes: Normalmente se divide en fútbol, béisbol, baloncesto ,fútbol americano kárate (medallas...), Tae kwon do, etc.
Crónica social: Bodas, bautizos, comuniones, quince años, y todas las fiestas habidas  en el planeta Tierra. la prensa estará ahí.
Espectáculos: aquí aparecen las celebridades más famosas de la farándula, escándalos y paparazzi, 
Pasatiempos/Horóscopos/Programación televisiva/Anuncios por palabras: Aparecen en esta sección entretenimiento, como crucigramas, horóscopos, la programación de televisión, cine, anuncio de trabajo, editos, esquelas, cuando vienen acompañadas de fotografía ilustrativa.
La orqanización interna de un rotativo se reparte los periódicos casa por casa, en puestos de periódicos, en expendios, existe un complejo escalafón que funciona como una máquina perfectamente engrasada para traernos cada mañana las noticias frescas.

El Reportero: al personaje de turno, y tiene una extraordinaria habilidad para distorsionar sus respuestas sin contemplaciones. le envían a cubrir las noticias importantes,
El Redactor Jefe: Establece las líneas editoriales de su sección a los reporteros estará.
El Director: Es la persona que maneja y dirige la empresa, así como la ruta de reparto del periódico.




El género periodístico se puede definir en función del papel que juega el narrador o emisor del mensaje en relación con la realidad observada. La noticia pertenece al género periodístico de información por excelencia, y el artículo de opinión es el más abierto a la subjetividad. Para algunos autores, son estrategias comunicativas que se organizan y se hacen reconocibles tanto para el emisor como para el destinatario. Los textos que pertenecen al género periodístico informan a una gran cantidad de lectores sobre sucesos de actualidad. Predominan, en ellos, la función referencial o informativa del lenguaje y el estilo formal. En este tipo de texto se privilegia el hecho. El periodismo es un método de interpretación de la realidad; para hacer esta interpretación y transmitirla al público se necesitan una serie de filtros, unas fórmulas de redacción, que es lo que llamamos géneros periodísticos.
Algunos teóricos de la comunicación definen los géneros periodísticos como formas de comunicación culturalmente establecidas y reconocidas en una sociedad, un sistema de reglas a las cuales se hace referencia para realizar los procesos comunicativos. Otros autores ven los géneros periodísticos como categorías básicas que construyen la realidad. Los géneros periodísticos se diferencian entre sí con el fin de recoger la complejidad de lo que pasa y exponerlo a los lectores.

Clasificaciones

Hay gran variedad de clasificaciones que varían según los diferentes autores y corrientes. Según la tipología anglosajona, basada en la frase "los hechos son sagrados, las ideas libres", se conocen dos tipos de géneros: los que dan a conocer hechos, como la noticia, el reportaje y la crónica, y los que dan a conocer ideas, principalmente el editorial y el artículo de opinión.
Según las tipologías latinas se distinguen cuatro grandes géneros: información, reportaje, crónica y artículo o comentario.
Otras clasificaciones distinguen entre
  • Noticia: Es el género periodístico por excelencia y la base de todos los demás, en ella se informa con el menor número de palabras posibles, de lo fundamental de un hecho o situación.
  • Artículo de opinión o Comentario: La presencia del autor es total. El periodista muestra sus opiniones de una manera muy subjetiva, está dando su visión particular sobre un hecho.
  • Crónica: Enmarca lo que ha pasado y lo interpreta, pero directamente sobre los hechos, no hay opinión.
  • Reportaje: Es una narración ampliada, exhaustiva y documentada de un suceso. Se complementa con la fotografía para hacer más comprensible el mensaje. Expone detalladamente descripciones de lugares, sucesos, personas y hechos.
  • Editorial: Es la expresión de la opinión o postura del diario o periódico sobre un tema de interés social. Aparece siempre de manera destacada en las primeras páginas. Se caracteriza por el anonimato, aunque son el director o el consejo los encargados de dar su opinión.

 Orígenes

La teoría de los géneros periodísticos tiene su origen en la tradición de los géneros literarios, pero su evolución no depende de la literatura sino de su propia evolución como medio de comunicación de masas. La vieja teoría de los géneros literarios era normativa y prescriptiva, es decir, marcaba unas normas muy rígidas sobre cómo se debía escribir, basándose en la idea de que los géneros eran formas exigidas y predeterminadas por la naturaleza. En cambio, las nuevas teorías de los géneros son descriptivas, de forma que no parten de un número cerrado de géneros ni dictan reglas de escritura a los autores. Los géneros aparecen cuando en un diario se observa la posibilidad de utilizar el lenguaje de diversas formas. Su nacimiento está vinculado a la prensa escrita y después se traslada, casi sin modificaciones, a la radio y televisión. En la prensa escrita, su configuración de los géneros es fruto de la evolución del periodismo:
Primera etapa periodismo ideológico: afecta a la prensa de partidos, presente desde la segunda parte del s. XIX hasta el inicio de la Primera Guerra Mundial (1914). Esta prensa presentaba una fuerte carga ideológica en las informaciones, no solo políticas, sino también ideológicas y predominaba un ánimo doctrinal. Este tipo de prensa influiría en lo que ahora son los artículos de opinión.
Segunda etapa periodismo informativo: aparece en el último tercio del s.XIX (alrededor de 1870) como un fenómeno definido y perdura hasta la Segunda Guerra Mundial (1936). Aparece de alguna manera para hacer frente a la prensa sensacionalista. En un futuro daría lugar a la Tercera etapa periodismo de explicación: aparece después de la Segunda Guerra Mundial, donde nos encontramos con un mundo más complejo que necesita una explicación y también debido a la competencia que implicaba la inmediatez de la radio y la televisión. Como consecuencia, surgirían el reportaje y la crónica

GÉNEROS DEL TEXTO PERIODÍSTICO
 Descripción:
http://www.uclm-es/profesorado/ricardo/prensa/Musica2001/ARCHER.gif


Géneros Informativos:
  • La Noticia: es el género fundamental del periódico. Cuenta lo esencial en pocas palabras. Relata un hecho importante e insólito. Una noticia ha de responder a 6 preguntas:
    • ¿Quién lo ha hecho? (sujeto)
    • ¿Qué ha sucedido? (hecho)
    • ¿Cuánto? (tiempo)
    • ¿Dónde? (lugar)
    • ¿Por qué? (causa)
    • ¿Cómo? (modo)
  • El Reportaje: expone un tema determinado visto u oído por un periodista. Su naturaleza puede ser de denuncia respecto de algo que se debe mejorar, conmemoración de un hecho histórico, … Sus temas pueden ser innumerables, al igual que sus puntos de vista. Suele ir acompañado de fotografías. Aparece firmado.
  • La Entrevista: se narra el diálogo entre el periodista y una persona que por sus opiniones o confidencias pueden ser interesantes para el público. Se redacta en estilo directo.
Géneros de opinión:
  • El Editorial: es un escrito sin firma que siempre aparece en un mismo lugar y en una parte destacada del periódico, donde se trata un tema desde el punto de vista afín al periódico. De su contenido se responsabiliza el director o el consejo de redacción.
  • El Artículo: es escrito por un periodista o colaborador del periódico que expone con extensión el pensamiento del autor sobre un tema determinado (historia, arte, ciencia, filosofía,…). Puede ser:
    • Artículo de fondo: comentario orientador.
    • Artículo de crítica: juicio crítico.
Género mixto:
  • La Crítica: existe la crítica documentada e indocumentada. Para realizarla se ha de conocer muy a fondo el tema del que se va a hablar, a criticar. Ha de ser totalmente objetivo.
  • La Crónica: cuenta una serie de hechos que se ha desarrollado durante un periodo de tiempo, como un partido de fútbol, el desarrollo de una sesión del Congreso, … Al igual que el reportaje, aparece firmado.
  • La Columna: es una crónica breve con periodicidad fija.
  • El suelto o corto: es una pequeña crónica sobre un hecho. Informa y valora de un modo esquemático e intencionado. Generalmente no está firmado.

ACTIVIDAD.
    1. Realiza una sección de un periódico.
    2. Efectúa un cuadro sinóptico de la lectura.
    3.  Genera una paráfrasis del tema.
    4.  Comenta sobre los comentarios de tus compañeros.
    5. De la plana periodística, identifique el nombre del periódico y la noticia más importante; una vez identificada, realice el análisis de la misma. Nota: para realizar el análisis, deberás de haber leído la lectura correspondiente al análisis de textos.
    6. Ver el video del siguiente enlace y realiza tu comentario: